11.12.12

Cabezota, inconformista, pesada, borde, terca, impaciente, soñadora. Me ilusiono con facilidad y me decepciono rápidamente. Experta en sonrisas fingidas y en disimular que todo está bien. Aparentemente soy fuerte, pero me derrumbo cada 2x3. Llorona, llorona a más no poder. Intento aguantar y aguantar, pero después de semanas la situación se hace insostenible y mi forma de liberarme es llorando. Soy muy sensible y cualquier cosa me afecta, aunque no lo demuestro. No soy muy orgullosa y sé reconocer cuando tengo que pedir perdón. Odio las discusiones, sobre todo si soy yo la que sale perdiendo. Sé escuchar y ayudar a las personas cuando lo necesitan, y eso que ni yo misma sé lo que hacer con mi vida. Soy demasiado blanda y perdono (casi) siempre a la gente. A veces soy muy tonta, porque perdono demasiado. Soy una buena amiga, y en general buena persona. Intento decir siempre la verdad, aunque a veces se me escape alguna mentirijilla. No muestro nunca mis sentimientos ni le digo a las personas que las quiero, pero en realidad no soy tan fría: sólo los que de verdad me conocen saben que en realidad puedo llegar a ser cariñosa. No creo en el amor para toda la vida, quizás porque nunca me he enamorado. Me gustan las comedias, sobre todo si son románticas. El chocolate es mi vicio favorito. La música es la única que no me ha abandonado en los malos momentos. Adoro dormir y sobre todo soñar, no necesariamente dormida. Me gustan los abrazos y los besos, y más si son robados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario